Especiales

Especiales Sobre Orugas

Claves para optimizar el rendimiento de la Maquinaria

Ing. Pedro Hernández

Uno de los mayores costos operativos relacionados con la maquinaria pesada es el combustible. Año con año el precio del diésel ha recibido una serie de incrementos que afectan directamente las finanzas de las empresas propietarias de los equipos. Por lo cual, cada vez es más importante aprender a optimizar el funcionamiento de nuestros equipos.

Es muy importante mencionar que el consumo de combustible puede llegar a ser muy variable dependiendo la actividad que se esté realizando y la intensidad con la que se realice. Así que hasta no estar muy involucrado en la operación diaria de cada equipo es complicado asegurar que un equipo está consumiendo demasiado combustible.

A pesar de esto, es común que suceda que entre dos equipos muy similares (marca, modelo, año, horas similares, operación similar) el consumo de cada uno presenta diferencias considerables.

Entonces, ¿en qué consisten estas diferencias y de qué manera optimizar el rendimiento de la maquinaria pesada?

1. Utilice la máquina acorde con sus necesidades

Parecerá algo muy obvio, pero muchas veces lo pasamos por alto. Elegir las maquinas adecuadas que se adapten a las necesidades que tenemos, de dimensiones, potencia y en función de las labores que vayan a realizarse con el mismo provoca un ahorro de combustible.

Muchas veces se ocupa una máquina muy grande para un trabajo muy pequeño, o un equipo muy chico para un trabajo extenso, estas dos acciones generan alzas en los costos operativos que vale la pena analizar y decidir incluso cuando estos sean los equipos que se tienen disponibles en ese momento.

2. Ponga atención a los tiempos de inactividad

Desde que el motor es arrancado hasta que es apagado es muy común que los operadores tengan inactivas las máquinas, este tiempo de inactividad abarca de un 15 a un 45 por ciento del consumo total.

Si es gestionado adecuadamente, durante este periodo se puede ahorrar combustible de manera significativa. Para comenzar, si durante los tiempos de inactividad de la máquina el motor continúa trabajando con las mismas RPM que cuando está operando el desperdicio de combustible es enorme. Instruir a los operadores que reduzcan las RPM del equipo a ralentí generará un gran ahorro y disminuirá el desgaste general del motor.

Además, muchos equipos tienen una opción de ahorro de combustible que automáticamente reduce de forma casi instantánea las RPM del motor a ralentí al detectarse inactividad por un periodo de tiempo. Algunas veces es necesario activar esta opción desde el tablero y configurar el tiempo de inactividad necesario para sea activado. El control de ralentí puede ser significativo ya que hacer trabajar un motor a un factor de carga alto con un elevado nivel de RPM mientras no se ejecuta tarea alguna consumirá combustible en su totalidad, además de generar un desgate innecesario. Mientras que si se mantiene en ralentí sólo representará alrededor de 20% o menos en comparación con el máximo nivel de RPM.

3. Sistema de apagado automático

Además del sistema de ralentí automático, también existe otro sistema que apaga el equipo después de un periodo de tiempo de inactividad preestablecido de manera automática, y se le conoce como Sistema de Apagado Automático. Realizar esta acción evita que el equipo continúe consumiendo combustible al detener por completo la máquina si esta no se encuentra realizando ninguna clase de tarea, además de que deja de avanzar el horómetro del equipo lo que a la larga genera ahorros en mantenimientos preventivos y mantiene el valor de reventa del equipo.

Anteriormente en modelos antiguos se acostumbraba mantenerlos encendidos aun si pasara mucho tiempo de inactividad ya que apagándolo y volviéndolo a encender se gastaría más combustible por el tiempo de calentamiento y enfriamiento. En los modelos más recientes ya no es necesario pues los motores actuales no requieren de tiempos prolongados de enfriamiento o calentamiento y es perfectamente aplicable el sistema de apagado automático como una medida para ahorrar combustible.

4. Modos de Trabajo

Muchos equipos ofrecen diferentes modos de trabajo que son los adecuados dependiendo de las actividades que se estén realizando. Es frecuente que los operadores mantengan todo el tiempo activado el modo de máxima potencia incluso al realizar acciones en las que no se requiera tanta potencia.

Seleccionar adecuadamente el modo de trabajo le puede traer ahorros considerables en el consumo de diésel. La regla general en estos modos de trabajo es mantener el nivel más bajo (o de mayor ahorro) que le permita realizar la operación que se esté realizando con la fuerza y velocidad adecuada. De igual modo, ir subiendo poco a poco tratando de evitar los niveles de mayor potencia a menos que sea estrictamente necesario (como es trabajando con suelos excesivamente duros o muy compactados, o para trabajos en que sea muy importante mantener al máximo la productividad).

5. Mantenga la presión de los neumáticos y la tensión de las cadenas

La presión de las llantas de la maquinaria pesada es un factor crítico en los equipos que las utilizan. Ya que demasiado inflado puede provocar desgaste prematuro de la superficie de rodamiento y daños estructurales en el equipo, pero una presión demasiado baja provoca un consumo mayor de combustible (además de daños en las paredes laterales de las llantas).

Algo similar sucede con los equipos que utilizan orugas, si están demasiado tensas pueden provocar un desgaste prematuro en todos sus componentes, pero si están demasiado flojas el consumo de combustible aumenta durante los traslados. Además de la tensión de la cadena, también es conveniente asegurarse que el tipo de zapatas empleadas sean las adecuadas para el lugar de trabajo. Algunas favorecen la tracción como las de una garra, mientras que otras como las de doble garra o triple se asocian a una mejora en la flotabilidad.

Por esta razón lo ideal es mantener tanto la presión de los neumáticos como la tensión de las cadenas en la medida que indiquen los fabricantes para mantener en buen estado el equipo y ahorrar combustible.

6. Mantenimiento Preventivo

Realizar los mantenimientos de los equipos en tiempo y forma además de alargar la vida de sus componentes también hace que consuman menos combustible. Muchas de las anomalías que se producen por no realizar los mantenimientos correctamente afectan directamente en la cantidad de combustible que se consume, esta es una razón más para llevar a cabo los servicios de mantenimiento de la mejor manera.

7. Experiencia operativa y Capacitación

Un operador experimentado y capacitado optimizará el funcionamiento de nuestros equipos. Sabemos que un buen operador cumple estos criterios:

  • Realiza sus labores de la mejor manera: Sabe dónde y cómo colocar la excavadora para cargar más eficientemente camiones en un banco de materiales o realizar alguna maniobra, etc.
  • Evita retrabajos: Un operador poco experimentado o sin capacitación es más probable que tenga que realizar varias veces el mismo trabajo que uno experimentado que puede terminarlo a la primera.
  • Utiliza tecnologías de ahorro de combustible: Conoce cómo configurar su máquina para trabajar de la mejor manera y ahorrar combustible.
  • Sabe cuánto tiempo puede estar esperando sin apagar la máquina: Ahorra combustible al evitar demasiado tiempo en ralentí.
  • Revisa su equipo: El buen operador detecta cualquier anomalía en su máquina para evitar daños y, de paso, ahorrar combustible.
  • Evita sobrecargas: Trabaja dentro de los límites de la capacidad de su equipo evitando sobrecargarlo lo que provoca consumos súbitos de combustible y daños a la estructura de las máquinas.

8. Verificar que no hayan fugas de combustible

Suponemos que si hay una fuga de combustible el operador se dará cuenta de forma instantánea, sin embargo, estas situaciones pasan más de lo que se cree, ya que muchas veces la misma suciedad de los equipos no permite verlas, o si la fuga es muy pequeña y las gotas caen sobre suelos poco homogéneos, puede hacer que la pérdida de combustible no se note.

Por ello se recomienda que revisen constantemente los equipos en búsqueda de este tipo de fugas.

9. Utilice Combustible de buena calidad

Si en su país existen diferentes opciones de diésel trate de utilizar el de mejor calidad o el que sepa que le viene bien al equipo; un buen combustible da un poco más de potencia por el mismo consumo.

Si al igual que en México no hay muchas opciones, trate de mantenerlo limpio y guardarlo en contenedores cerrados, de preferencia de plástico, en los que no penetre la humedad o el óxido. Y lo que siempre recomendamos, traten de cargar combustible a las máquinas al final del turno para evitar la condensación de la humedad dentro de los tanques, y así evitar que el agua dañe las bombas de inyección.

10. Mantenga en buen estado las herramientas de corte

El mismo efecto que produce el intentar cortar algunas ramas con un machete sin filo puede llegar a ocurrir en la maquinaria. El estado de la cuchilla de corte o los dientes en una hoja o cucharón puede afectar de una manera importante la eficiencia de un equipo. Herramientas que hacen contacto con el suelo sin filo o redondeadas añaden más resistencia y hacen que sea más difícil para la máquina cortar el material. Esa mayor resistencia provoca un mayor consumo de combustible con el pasar del tiempo. De igual manera verifique que la herramienta instalada sea la correcta dependiendo la operación que realiza la maquinaria.

Por ejemplo, existen dientes especiales para excavadoras que permiten excavar de mejor manera en materiales muy duros que los dientes más tradicionales. O, por ejemplo, el cucharón de un cargador frontal que tiene instalados dientes si es utilizado en labores de carga de relleno suelto puede perder mucho tiempo en la limpieza de derrames ocasionados durante el ciclo de carga, en este caso pudiera utilizar una cuchilla completa y evitar este problema. Por esto es importante comprender la aplicación y seleccionar la herramienta que tendrá contacto con el suelo más adecuado para la mayor parte del trabajo que realizan.

11. Bloqueo del diferencial y Doble tracción

Lo mismo que sucede con los vehículos todoterreno, utilizar la doble tracción (activar el 4×4) en la maquinaria aumenta el consumo de combustible. Este mismo efecto sucede si activamos el bloqueo del diferencial. Estas funciones son muy útiles cuando el equipo se encuentra en suelos muy resbalosos o que generan cierto deslizamiento de los neumáticos, pero se recomienda que sólo se activen en las circunstancias y ocasiones en las que realmente sean necesarios. De lo contrario, el consumo de combustible aumentará sin obtener mejores resultados en nuestras tareas.

12. Planifique el trabajo

La manera en que se establece el flujo de trabajo de la maquinaria afecta la eficiencia general. Planificar el trabajo de manera que se obtenga la distancia más corta y con menos obstrucciones mejorará la eficiencia del combustible al completar el trabajo en ciclos más rápidos y más constantes. Al planear el trabajo siempre debe evitar que aparezcan cuellos de botella que entorpezcan el proceso productivo y buscar sacar el mayor provecho a los recursos disponibles.

El flujo de trabajo también se debe ubicar de manera que se reduzca al mínimo el tiempo de inactividad. Por ejemplo, dos bulldozers empujando material hacia una excavadora que carga camiones, pero por más esfuerzo que haga el operador continuamente se acumula demasiado material se puede traducir en que los bulldozers se mantengan en ralentí para darle tiempo, desperdiciando combustible sin realizar ningún trabajo productivo. Este tipo de situaciones nos debe llevar a plantear algunas preguntas como: ¿Es posible realizar el mismo trabajo con un solo bulldozer empujando material hacia la excavadora?, ¿será mejor utilizar dos excavadoras o una excavadora de mayor capacidad para realizar esta operación? Todo depende de las condiciones en particular de cada obra (la urgencia del trabajo, la cantidad de camiones disponibles, la cantidad de excavadoras disponibles, etc.).

13. Reducir la «Carga parasitaria»

El término “Carga parasitaria” se refiere a todas las funciones que toman energía del motor pero que no contribuyen al esfuerzo real de la operación (aire acondicionado, ventilador del radiador, alternador, bomba de agua, etc.).

Muchas de estas cargas parasitarias son de alguna manera vitales para el buen funcionamiento del equipo, pero existen algunas que se pueden reducir.

La llegada de ventiladores del motor controlados termostáticamente ha dado paso a una operación mucho más eficiente en el uso de combustible donde la máquina sólo usa la energía necesaria para que estos sistemas auxiliares la mantengan funcionando correctamente. Pero si los radiadores están sucios y llenos de residuos la máquina debe pasar mayor tiempo con el ventilador encendido. Por lo tanto, es importante mantener limpio y libre de residuos el radiador, el mantenimiento y limpieza regular mejora su eficiencia y permite que más del motor vaya hacia el trabajo productivo.

14. Telemática

Los sistemas telemáticos ofrecen una forma más precisa de realizar un seguimiento a los usos ineficientes de la máquina.

Por ejemplo estos sistemas pueden identificar y medir el tiempo en que permanecen los equipos en ralentí (consumiendo combustible sin realizar ningún trabajo productivo); pueden informar en qué modo de trabajo han estado operando; proporcionan información sobre el tipo de carga que se aplica contra el motor durante todo el día (si se encuentra muy sobrada o por el contrario sobrecargada); hacen comparativas sobre el consumo de combustible entre varios equipos similares y de esta forma encontrar mejores maneras de realizar la operación, etc. Por lo cual, si se interpretan de manera correcta los datos que los sistemas proporcionan y se toman medidas con base en estos datos, es posible mejorar significativamente el rendimiento de la maquinaria.

Conclusión

Como pudieron constatar, esta serie de claves siguen una lógica dentro del funcionamiento de los equipos. Si nos mantenemos atentos a cuidar de estos aspectos, tengan por seguro que casi “mágicamente” ahorrarán mucho dinero.

Seguir LeyendoSuscríbete para continuar leyendo
A %d blogueros les gusta esto: